Inicio Información Noticias La situación de los recién graduados
La situación de los recién graduados

La ciudad de Beijing es una de las ciudades más pobladas de China, únicamente superada en población por Shanghái. La población total de Beijing en el año 2010 era de 22 millones de habitantes, esta cifra incluye tanto a residentes considerados permanentes (con el permiso chino conocido como hukou) y a los que poseen permiso de residencia temporal que constituían una cifra de entre ocho y nueve millones de habitantes. La cifra no incluye a muchos de los trabajadores emigrantes provenientes del campo que viven en la ciudad sin permiso de residencia, un caso habitual en la capital china.

El Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social afirmaba que en las universidades del país se licenciaron en el año 2011 un total de 7,49 millones de estudiantes, cifra que indicaba unos 220.000 graduados más que en el año 2014. De entre ellos, aproximadamente 570.000 no habían encontrado empleo al año siguiente, lo que representa una cantidad de aproximadamente un 8%. Una encuesta realizada en 24 ciudades chinas, indica que Shanghai y Beijing tienen los salarios mínimos más elevados para los estudiantes graduados y son las dos únicas ciudades cuyo salario básico sobrepasa los 3000 yuanes mensuales por lo que ambas ciudades reciben cada año miles de estudiantes en busca de una oportunidad. Sin embargo los alquileres son más caros en estas dos ciudades y los precios del alojamiento mucho más altos que en otras ciudades.

 

los graduados chinos

A pesar de la gran cantidad de graduados chinos que aumenta cada año, estos se encuentran con una situación cada vez menos favorable. Los estudios señalan que el 16.4% de los licenciados entre 21 y 25 años no consiguen trabajo cuando terminan sus estudios en la universidad. El desempleo entre las personas que únicamente completan la educación secundaria es menor, con una cifra del 4.2% y la de los que sólo completan la educación primaria es todavía inferior con únicamente un porcentaje de desempleo del 2%. Con la facilitación del acceso a los estudios universitarios, la situación ha causado que la oferta de graduados haya crecido de forma más rápida que la propia demanda de profesionales.

La situación es complicada incluso para aquellos que encuentran trabajo, un estudio realizado por la Universidad de Beijing revela que los salarios de estos graduados universitarios comienzan en cifras alrededor de 2.400 yuanes al menos por lo que aproximadamente el 40% de los universitarios no tienen ahorros por lo que dependen económicamente de sus padres.

Este tipo de licenciados no tienen otra opción que alquilar pisos a las afueras de Beijing, con lo que algunos tardan más de una o dos horas en llegar al trabajo, pero es lo único que les permite tener dinero suficiente para comer y a veces no es ni posible cubrir los gastos básicos para poder vivir, no hablemos de ahorrar. La situación es tal que incluso algunos estudiantes alquilan habitaciones subterráneas mucho más baratas que las habitaciones habituales.

Aunque las compañías que buscan nuevos trabajadores no han disminuido, sí lo ha hecho el número de trabajadores que se precisan, reduciéndose hasta un 20-30%. Además, únicamente en la ciudad de Beijing el 33.6% de los graduados profesionales no han conseguido un puesto de trabajo acorde al nivel académico que presentan.

 

la vida de YIZU

En plena ralentización de la economía, muchos graduados nacionales se encuentran en una auténtica crisis de búsqueda de empleo, y la sociedad ya les ha puesto nombre: 蚁族 (yizu), que significa literalmente “la tribu de las hormigas” y cuya definición son esos jóvenes graduados que soportan condiciones muy duras para poder labrarse un futuro buscando trabajo de forma desesperada en las grandes ciudades como Beijing.

Los estudiantes se quejan de que la oferta es menor y cuando encuentran un puesto la competencia es feroz y las compañías solo quieren a los graduados de las grandes y prestigiosas universidades chinas. Conseguir trabajo en las grandes urbes como Pekín hace que muchos de los graduados que provienen de zonas rurales regresen a sus ciudades o se trasladen a otras más pequeñas donde la competencia no es tan alta.

Las compañías son sinceras y no desmienten tampoco la situación, “el problema es que cada uno de ellos compite contra millones. A no ser que se trate de un título de las mejores universidades del país, tienen pocas posibilidades de diferenciarse, a no ser que tengan algún miembro de la familia que tenga buenas conexiones o guanxi y pueda ayudarlos a encontrar alguna puesto de trabajo”. La falta de experiencia de los graduados es también otro punto que no juega a su favor.

El gobierno chino ha empezado a promover la creación de nuevas empresas y el prendimiento pero los graduados prefieren trabajar para el estado que para empresas privadas, buscan seguridad y eso es algo difícil de conseguir hoy en día. El caso es tal que en la ciudad de Shenzhen ya han emitido 30 medidas para promocionar la creación de empresas. Sin embargo, las limitaciones de los préstamos y los obstáculos burocráticos chinos no favorecen tampoco el inicio de las pequeñas y medianas empresas. Prueba de esta falta de emprendimiento es un estudio llevado a cabo por la Universidad de Stanford con la colaboración de la universidad de Tsinghua y la Universidad Normal de Pekín, en el cual se revela que el 22% de los alumnos graduados en Stanford desearían poder formar su propia empresa mientras que en la Universidad de Tsinghua y la Normal, únicamente el 3% de los alumnos se ha fijado esa meta.

 

la viada de YIZU

La situación actual pone de manifiesto que el mercado laboral chino es actualmente incapaz de satisfacer las demandas de los estudiantes graduados. Aunque de momento la tasa de desempleo urbano se mantiene alrededor del 4%, según cifras oficiales. En el año 2011 se crearon más de 12 millones de empleos en las ciudades pero esto no es suficiente. De estos empleos, el que más oferta presta es el sector secundario con un 36,1% y que es seguido por el sector primario con un 33,6% y el de servicios con un 30,3%.

¿Qué razones explican estas grandes dificultades de los estudiantes en el momento de encontrar trabajo? Encontramos tres razonas principales que explican la situación actual: en primer lugar, la ralentización del crecimiento económico del gigante asiático (que empezó en el año 2012), en segundo lugar encontramos la preferencia exclusiva de los graduados por permanecer en las grandes ciudades como Beijing donde se registran por lo tanto las tasas más altas de desempleo y por último el desequilibrio existente entre la oferta y la demanda dónde el sistema educativo chino ofrece un gran número de graduados a una economía en la que la demanda principal son los obreros o técnicos y no universitarios. Los estudios revelan además que la economía del país todavía no está preparada para crear empleos de alto rango. Por último, ciertas voces exigían que la edad de jubilación en China se retrasase hasta los 60 o 65 años pero en la situación actual el gobierno no lo considera como una opción viable puesto que aproximadamente el 30% de los puestos vacantes provienen de estas fuentes. 

Atención al Cliente

23:42:32 PM

Guia de china

Condiciones | Nosotros | Contactar | Agencia

El teléfono del departamento de la administración de viajes quejas: 96118

©2008-2017 www.viajarporchina.com Licencia    Estatal: L-ZJ01353